LA MAGA: CUADERNOS NOTEBOOKS

AWAKEN TO THE DREAM - DESPIERTA A TUS SUEÑOS

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

CARTA A CARMEN ARISTEGUI re las autodefensas comunitarias y asuntos relacionados.

E-mail Print PDF

Carta a Carmen Aristegui re: las Policías comunitarias de autodefensa y cosas relacionadas a la violencia que vivimos. Abajo mi carta que a lo mejor puedes usar en el programa de noticias MTV. 22 de enero, 2014, desde Valle de Bravo, Mx. 51200

Carmen,

Gracias por tu siempre bien encontradas coyunturas del momento político que se vive en México. El asunto de la autodefensa de nuestros municipios y de la seguridad de la nación mexicana, dentro de las fronteras actuales de las naciones-estados, obliga a una reflexión pausada sobre el gran vórtice histórico internacional, por no decir “intergaláctico” (según nos aseguran algunos estudiosos de la evolución de las tecnologías de las últimas décadas, en cuyo torbellino se ve atrapada la humanidad entera).

 

Entre las cosas que podrían resonar con mayor claridad estarían éstas:

 

l. La intentona fracasada de parte del gobierno de los Estados Unidos por desarmar al pueblo norteamericano apoyándose en eventos que en gran parte resultan del maléfico coctel de antidepresivos mezclados con armamentos, ambos tipos de dispositivos ubicuos a través de la sociedad norteamericana. En general, la respuesta ciudadana en USA es que no vayan las autoridades ni estatales ni federales a esperar que la ciudadanía caiga en la trampa de dejarse desarmar por quienes sí están muy bien equipados con armas mortíferas de todo tipo, principalmente el mismo gobierno. La Enmienda número dos del Bill or Rights, Ley de Derechos ciudadanos, dice que los individuos tienen el derecho de poseer un arma desconectada de su servicio en la milicia y de usarla en conexión con fines tradicionalmente legales como lo es la auto defensa en el hogar. En México, como has citado, se reconoce el derecho a la autodefensa. De hecho, se trata de una obligación hacia nosotros mismos y quienes dependen de nosotros. El derecho responde a esa obligación, que es la que pesa.

2. Reconocer, de forma contundente, que se han acumulado décadas de experiencia en el sentido de que, mientras las leyes que nos gobiernan estén siendo apoyadas por los mismos capos en su innegable y perenne connivencia con el “narco-estado”, pretender que la autodefensa comunitaria pueda ser desmantelada en pro de la paz, en lugar de significar dicho desarme una reanudación aún más cruenta de su razón de existir, resulta totalmente irresponsable de la parte de quien así pretenda. Los ciudadanos del país entero debemos responder con todas nuestras fuerzas a semejante despropósito: Las probabilidades de que un miembro de la autodefensa comunitaria se torne en capo dependen de las leyes mismas del país, tanto o más, que de cualquier otra cosa.

Aquí es donde debemos reconocer que el motivo por el cual las cosas han llegado a tal punto de violencia y de deterioro generalizado es nada más y nada menos que una legislación expresamente calculada para darle oportunidad a los elementos criminales de funcionar a su antojo. La irracionalidad de la política de estado en relación a los “estupefacientes” es fácilmente percibida y debería ser bastante más fácil de señalar de lo que logran hacerlo los “expertos” –ésos sobre quienes se apoya, con demasiada frecuencia, tu, por lo demás, excelente programa. A Meyer por ejemplo ya no le creo nada… a qué “experto” fue para que le confirmaran lo que le conviene decir sobre la pobrecita yerba de María… una planta que por algo es identificada con la figura de la Virgen. Sobre esta asociación de la primera planta “domesticada” por los humanos durante la prehistoria con María habría mucho que decir: la cannabis o el cáñamo sagrado para quienes nos confiamos plenamente a sus dones curativos y benéficos es algo así como el remedio santo de la Pachamama, de la Madre Tierra de la cual brotan las “rosas” que nos permiten una plena comunión con lo divino.

La mariguana o flor del cáñamo es en todos los sentidos infinitamente más benévola en sus efectos de lo que lo son los alcoholes y los cigarrillos –dispositivos éstos para la creación de una adicción malsana. La palabra “adicción” en sí es una de las tantas “claves” orwellianas del diario acontecer auditivo en las radio y teledifusoras: que pueda haber adicciones benéficas debería ser observado también: los “adictos” al trabajo suelen ser muy respetados… y ¡los adictos al chocolate hacen las delicias de los chocolateros! En cuanto a la mariguana, está visto que no es propiamente lo que se pueda llamar “adictiva” y que --si de conducir un carro se trata, conducen mejor los que están bajo sus efectos de lo que lo hacen quienes han bebido un par de copas o se encuentran enteramente “sobrios”: las pruebas se han hecho pero sólo a los “expertos” dispuestos a mentir se les permite difundir ampliamente sus tonterías. Hablan de forma irresponsable, sin saber.

Por supuesto que LA PREGUNTA QUE SE ESTARÍAN HACIENDO los “expertos”, si no estuvieran tan bien enterados de lo que le interesa a su clientela, es, ¿por qué un estado tiene que ir a meterse en los hábitos personales de los ciudadanos? Es esto lo que resulta más indígnante. De qué libertad hablan quienes apoyan la existencia de un estado represivo y heredero de las prácticas totalitarias de ¡una iglesia romana capaz de convertir el pecado en crimen! Para que podamos liberarnos de semejante, insustentable, práctica será necesario que los ciudadanos pidamos por todos los medios a nuestra disposición que se DESPENALICEN TODOS Y CADA UNO DE LOS CRÍMENES SIN VÍCTIMAS. Las acciones consensuadas sin víctimas propiamente hablando deberán ser BORRADAS DE LOS LIBROS.

3. La pena de muerte, de hecho, debería ser reintroducida en México en relación a crímenes de lesa humanidad, tal cual casi siempre ha sido el caso a través del tiempo en todas las sociedades. Estos crímenes incluirían el secuestro, la tortura, el genocidio, el tráfico de órganos así como cualquier subversión deliberada del derecho a la información de los ciudadanos. Y algunas otras cosas más.

Se argumentó en contra de la pena de muerte alegando sobre todo la posibilidad de que personas inocentes sean ejecutadas antes de poder probar su inocencia y la imposibilidad ante su muerte de que la ley lograra rectificar el daño. El día en que los procesos legales resulten transparentes semejante posibilidad de matar a un inocente no existirá. Es éste uno de los motivos por los cuales resulta imperativo que la sociedad en su conjunto encuentre el modo de salir del actual estado de corrupción a todos los niveles. La DESAPARICIÓN DE LOS CRÍMENES SIN VÍCTIMA --un proceso ya comenzado con, por ejemplo, el reconocimiento del derecho a la libertad por parte de los homosexuales de practicar sus preferencias— HARÁ QUE LA BALANZA SE INCLINE DEL LADO DE LA TRANSPARENCIA y que las autoridades tengan que abandonar el sucio asunto de andar inmiscuyéndose en asuntos ajenos al interés público: DONDE NO HAY VÍCTIMAS NO TIENE POR QUÉ HABER ACCIÓN PENAL.

4. Un diálogo plural a partir de consejos populares abiertos a través de las delegaciones municipales de todo el país sería la forma de escapar a las componendas partidistas en el ámbito de una democracia “representativa” totalmente ilegítima.

Ahora que los del “Movimiento de la Morena” han decidido convertir a dicho Movimiento en Partido, no nos queda más remedio a los ciudadanos conscientes de los estragos que causa el sistema partidista sino reclamar para la Morena un estatus no partidista y convocar a todos los interesados, en principio, en dicho movimiento, a declarar no deseable semejante conversión que traiciona a quienes lo hemos apoyado justamente por no ser un partido más mas sí un MOVIMIENTO. Todos los mexicanos deberíamos poder manifestarnos al efecto mediante votaciones abiertas, no “secretas” (que éstas sólo sirven para que nos roben el voto) en foros públicos comunitarios a nivel de cada delegación, tal cual siempre quisieron nuestros antepasados y con frecuencia practicaron.

La autonomía municipal sería una de las cosas a plantearnos en semejantes consejos así que la nación estado como tal comience a aflojar sus riendas y podamos disolver, pacífica y amorosamente, los yugos que nos ha impuesto en tanto que personas y en tanto que ciudadanos de nuestras comunidades. El “comunismo comunitario” que proponemos los anarquista --y no el “socialista” de la izquierda igualmente cómplice del falleciente estado de bienestar, cuando no de los mismos narcos con quienes se las entienden tan bien-- será sin lugar a dudas el reclamo ciudadano más contundente, una vez logren personas como tú, Carmen, dar a conocer cómo es que realmente piensan esos “anarquistas” tan denostados por los medios y por qué.

Hasta hace poco pensé que el ideal de una ciudad libre a lo mejor no era realizable y que estado, alguno, tenía que haber. Pero si estado ha de haber, que al menos no sea ése que se las arregla, como dicen, para “monopolizar la violencia” –cosa incluso que no logran jamás. (¡Bueno fuera!) Ahora pienso que la libertad pasa por una redefinición de muchos términos colindantes, como lo es ese de “identidad nacional”. Los consejos municipales despiertan gran interés en la ciudadanía… pero un asunto candente es cómo evitar que  intereses partidistas y comerciales intervengan en ellos en contra de la verdad, de la justicia y de la razón. Los estados auto-denominados “plurinacionales” en la actualidad traicionan los ideales que dicen apoyar… los indígenas están siendo desahuciados, como siempre, bajo una falsa bandera alzada a la Pachamama.

Por eso es tan importante que NO nos vayamos con la finta de posturas autocomplacientes, declarándonos humanistas y demócratas “reales” –o “altenativos”-- mientras permitimos que las mentiras y los "huecos negros" de la información prolonguen la inercia de acontecimientos encaminados hacia un holocausto total. Entre los asuntos que la prensa “seria” no aborda prácticamente, y que ya da muestras de no querer seguir esperando, está el de la tecnología extraterrestre en cuyo torbellino nos encontramos atrapados los ciudadanos de hoy a través del globo. También se asegura que no faltan pruebas de que esos visitantes de “otros mundos” desde hace cientos si no miles de años, ya forman parte del componente genético de quienes nos llamamos humanos. A.D. After Disclosure de Richard M. Dolan y el sitio de Catherine Austin Fitts, www.solari.com así como el de Joseph Patrick Farrell (Facebook) están entre las fuentes inagotables sobre el fascinante asunto de una civilización “desprendida” y ahora en proceso de desplegarse, parcialmente al menos, ante nuestra asombrada, por no decir “hechizada” mirada.

¡A ver cómo aterrizamos de este (en)sueño, amigas y amigos!

LECTURA RELACIONADA: PERFIL TENTATIVO DE UNA DEMOCRACIA LEGÍTIMA EN www.insitutosimoneweil.net
Normal 0 false false false EN-US X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt; mso-para-margin-top:0in; mso-para-margin-right:0in; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0in; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

http://www.institutosimoneweil.net/index.php?option=com_content&view=article&id=55:perfil-tentativo-de-una-democracia-legitima&catid=52:sylvia-ma-valls&Itemid=72

 

  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 


Last Updated on Thursday, 23 January 2014 21:27