LA MAGA: CUADERNOS NOTEBOOKS

AWAKEN TO THE DREAM - DESPIERTA A TUS SUEÑOS

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

CARTA para LA CONSTITUYENTE CIUDADANA Y POPULAR, 23 de febrero, 2015, con Posdata.

E-mail Print PDF

"Un mago no es aquél que aparece palomas o arroja una culebra impertinente a los pies del faraón. El verdadero hombre de magia es aquél que transforma su mundo miserable en un destino extraordinario, aquél que se arranca las cadenas que lo aprisionan, dándole a su vida el poderío y la consistencia del diamante", según el decir de "El Gran Ludovico", p. 178, LA NOVIA DE HOUDINI, Juan José Rodríguez, ed. OCEANO, 2013.

José GUADARRAMA... PROFÉTICO CUADRO DE SAN FRANCISCO DE ASÍS DE HACE VEINTE AÑOS... VERLO AQUÍ EN GRANDE: http://institutosimoneweil.net/index.php?option=com_content&view=article&id=409:san-francisco-profeticamente-pintado-x-un-vallebravense-hace-mas-de-10-anos&catid=37:textos-temas&Itemid=49


PARA LEER LA CARTA DE LA VIRGEN AL PAPA EN BUSCA DE FRANCISCO... http://www.mama-doc.com/index.php?option=com_content&view=article&id=112:otra-de-la-virgen-al-papa-ahora-qfranciscoq-&catid=5:epistolas-y-ensayos&Itemid=9

SEGUIRAN ALGUNOS CUENTOS DE LA MAGA PILLADA ENTRE LOS "GUIÑOS" DEL + ALLÁ AQUÍ...y  no dejar de visitar el sitio del INSTITUTO SIMONE WEIL para mayores informaciones sobre los retos del + ACÁ de AQUÍ y ALLÁ.

PLEASE DO NO MISS VISITING THE www.institutosimoneweil.net FOR ADDITIONAL INSPIRATION IN YOUR QUESTS of HERE, NOW AND FOREVER...   LE SURRÉEL EST-CE QUI TEND À DEVENIR RÉEL (André Breton).

De nuestro querido amigo doctor ZURITA --esta clarificante conferenia para sus estudiantes de "shamanismo urbano"... https://www.youtube.com/watch?v=GrV9EQ3atks&google_comment_id=z12ffhgwjwu1fplvi22svzficoapifxdj&google_view_type#gpluscomments

A LA CONSTITUYENTE CIUDADANA Y POPULAR… 23 de febrero, 2015

Desde la sede del Instituto Simone Weil, a.c., Valle de Bravo, Mx. 51200 (a.p. #8)

Les escribo, hermano Raúl, mi contemporáneo y afín, en estos momentos inauditos desde tantos puntos de vista. También a Javier, quien de pronto se olvida de algunas de las cosas que yo sé que él sabe, y a Solalinde, con quien comparto, igualmente, una profunda preocupación por los traspiés de esa institución eclesial dentro de la que hemos sido concebidos, paridos, bautizados, criados y educados. Te escribo –les escribo-- también porque siento la obligación de compartir algo de lo que los años me han permitido discernir durante tres cuartos de siglo de vivir inmersa en distintas sociedades, culturas, lenguas. Tres ciudadanías nacionales poseo (o me poseen) al mismo tiempo de saberme descendiente de siete generaciones de cubanos y cubanas, entre ellas, tres generaciones de mambises orientales quienes lucharan por la “independencia” de su tierra cada vez más empobrecida gracias al triunfo implacable de tantísimas mentiras.

En relación a nuestra iglesia como a nuestros países siento la obligación igualmente de ayudar a rescatarla de sí misma para que pueda transformarse, al fin, en lo que siempre debió ser y rara vez logró –excepto, quizá, antes de aquella “romanización” que estamos llamados a revisar con ojos renovados por un más pleno conocimiento de los fenómenos del espíritu como de los de la historia: los de la verdadera historia que, quiéranlo o no, resulta discernible y cada vez más clara.

Durante el “debate” o “diálogo de sordos” en el que Javier participó en la “páginas del lector” de Proceso --desde finales del mes de noviembre del ’14 hasta los primeros día de este año—me alegró sobre todo que expusiera claramente la necesidad de escapar de las trampas de la nación-estado. En eso como en muchas otras cosas estoy de acuerdo con él y es por lo que me sorprende un poco que la convocatoria que habéis lanzado al aire hable en términos “nacionales” en lugar de referirse a posibilidades más abarcadoras, como las que propongo desde hace ya un cuarto de siglo bajo los lineamientos generales de un “modelo de ciudadanía ecológico” cuyos principios se incluyen en las monografía que les suplico intenten leer con atención (los Metaxu [puentes, en griego]) en el sitio del “Instituto”: ver el Índice a la izquierda del sitio que animamos, www.institutosimoneweil.net ; con una dirección postal que me envíen, les hago llegar copias).

Ahí verán los razonamientos que me llevan a recomendar que la convocatoria sea no para los mexicanos solamente sino para la ciudadanía mundial que espera ansiosamente poder reunirse alrededor de ciertos procedimientos y demandas ineludibles en vista de la catástrofe que venimos sufriendo la humanidad y, ello, sobre todo a lo largo de los últimos cuatro mil años –catástrofe que en la actualidad llega a un punto sin retorno SALVO EN LA MEDIDA EN QUE PODAMOS DESHACERNOS DE UN SISTEMA MONETARIO ATROZ E INSUSTENTABLE… El verdadero cambio tendrá que venir de ahí y de una distribución de poderes legítimos a través de los municipios biorregionalmente organizados entre sí. Persistir en una visión nacionalista, ya sea a corto como a largo plazo, nos lleva a más de lo mismo y frustra, a la corta como a la larga, cualquier intento por “refundar” el país (más bien serviría para “refundirlo” como algunos, en su error, han atinado a decir).

La globalización es inevitable, sólo que tiene que tomar lugar en un sentido contrario al que nos imponen desde arriba los “gobiernos a la sombra” depositarios de la tradición fascistoide impuesta, finalmente, por quienes supuestamente perdieron la segunda guerra mundial: ésos que no han dejado de intervenir, desde la sombra, en componendas supranacionales fuera del control de los mismos gobiernos que los medios publicitarios nos señalan como legítimos y en funciones pero que los gobiernos “profundos”, “a la sombra”, controlan o han controlado a cabalidad. Esto último salvo en la medida en que no han logrado ahogar, aún, las extraordinarias posibilidades de comunicación con las que hoy contamos y de las que podríamos disponer siempre si logramos desenmascarar a nuestros adversarios a tiempo. De lo contrario, de pretender seguir ciegamente el guion que nos enseñaron en las escuelas nacionales, acabaríamos por repetir los mismos siniestros de siempre y de los que ya hace rato estamos, casi todos, tan cansados como aburridos, desesperados. 

El asunto de la “moneda nacional” es otro… La necesidad de crear monedas alejadas del factor acaparacionista que promueve un SISTEMA de INTERESES TOTALMENTE INJUSTIFICADOS… La moneda como “deuda” debe desaparecer junto con una mentalidad belicista en relación a nuestra “seguridad” como pueblos ampliamente diversos, tan diversos como lo han sido las semillas de nuestra alimentación hoy amenazadas de forma radical por los contubernios del capital supranacional que representan esas empresas que “sólo” buscan controlar toda la alimentación del planeta, con el inevitable resultado de que acabarán, en su mezquino intento, con la humanidad misma. Y, de paso, con la sabiduría, con la belleza, con la justicia, con la razón y con la verdad. En relación a Francisco, este singular papa que se diría realmente decidido a tratar de salvarnos de un continuado siniestro global, quisiéramos invitarlo a visitarnos, con ayuda de ustedes, de nosotros todos … no al “México” que nos han legado sino a este mismo Valle, cuyo santo patrón Francisco, justamente, es: un municipio supuestamente autónomo cuya riqueza humana, cultural, constituye un excelente ejemplo de las posibilidades del futuro tomando en cuenta todo lo que la ciencia nos ha ido dando a los humanos para nuestra mejor auto-organización (y muy a pesar de los mismos que la han hecho posible: la industria bélica, como a pesar de la “contraproductividad” que también la ha caracterizado… ).

Dejar de hablar de “soberanías” sería un avance puesto que es una palabra mal adoptada por los asambleístas de la primera república francesa y que crea diversos problemas sin alcanzar a resolver ninguno. No es dicha “soberanía”, tan rápida en aflorar a nuestros labios, sino un desechable rezago de la educación republicana que, hoy por hoy, debemos cuestionar hasta ponerle punto final. (Sin hablar de esa otra palabrita tan traída, “desarrollo” que no has sabido evitar y que tiene doble filo, como lo tiene el crudo o la gasolina…) Al mismo tiempo nos vemos llamados a aceptar, con San Francisco, que la belleza del mundo y sus criaturas deben ocupar el primer lugar de importancia en nuestras mentes y corazones. La belleza es la marca inefable de la salud y es también, según el decir de Simone Weil, “la sonrisa de Cristo para nosotros por medio de la materia”. Así dijo en su momento nuestra “Virgen Roja”, que también llamamos “la marciana”. Obedecer a la naturaleza, como estimó ella en su momento, citando al Roger Bacon del s. XIII, podría ser nuestro único refugio posible ante la locura de quienes, en su intento por dominarla, la destruyen a toda ella y a nosotros mismos como parte medular que somos de ella.

Los trabajos de André Devaux, fundador en París de l’Association pour l’étude de la pensée de Simone Weil, sobre Simone Weil y San Francisco de Asís ayudarían a fomentar y canalizar nuestros pensamientos en relación a un tratamiento serio de los problemas ecológicos creados por el distanciamiento que hemos sufrido en relación a un pensamiento auténticamente católico, es decir, universal… “etimológico”… como decía Simone Weil de sí misma: que era una “católica etimológica”… Daría lugar a la conversión del Vaticano a los principios de un municipalismo ecuménico, multi-lingüe, capaz de recibir en su seno a todo ser dispuesto a amar la verdad desnuda por encima de todas las cosas, sin tapujos, hecha de eternidad y encarnada en nuestra inmediatez, tomando en cuenta las verdaderas necesidades terrenales del cuerpo y del alma. 

Para los textos de André Devaux en español en nuestro sitio ver: http://www.institutosimoneweil.net/index.php?option=com_content&view=article&id=446:simone-weil-y-francisco-de-asis-por-andre-devaux-condensado&catid=37:textos-temas&Itemid=49

http://www.institutosimoneweil.net/index.php?option=com_content&view=article&id=500:andre-devaux-simone-weil-y-francisco-de-asis-2nda-y-ultima-parte&catid=37:textos-temas&Itemid=49

Ahí también la Antología Profesión de fe con muchos trabajos reunidos a través de los años.

Entre otros temas a tratar estarían los de una ineludible obligación de acabar de una vez por todas con los “crímenes sin víctima” --como suelen llamarse a esos actos que no redundan en un mal a terceros… por ej., los llamados “crímenes contra la salud” que prohíben ciertas “adicciones” (pero no otras) a un escrutinio policial ineluctablemente conducente al punto crítico de la historia en la que nos encontramos hoy. Todo por diseño, que conste, comprobadamente. No caer en una legislación que le dé al Estado el poder de avasallar a los individuos… convertir al Estado en estado… con e minúscula, como siempre debió ser. No a la guerra, a todas ellas, y al dinero que, tomado como un fin en sí, acaba con la circulación necesaria para un mundo próspero, armonioso, hermoso. Ver, siguiendo el gran legado de Iván Illich, cómo la Iglesia romana en su momento creó las bases gracias a las cuales los estados modernos nos mantienen a raya, oprimidos, hambreados en todos los sentidos. También, por último (por ahora) encontrar modos de velar por que estas elecciones logren ser aprovechadas por la ciudadanía de forma positiva; por ejemplo, en el sentido de transparentar el secreto del “voto secreto” –que no es otro sino el de poder robárnoslo a diestra y siniestra. Se me han ocurrido alternativas –como la de “nulificar” el voto pero sacándole cada ciudadano una foto (será posible?), con nuestra credencial al lado, para usarla como muestra de nuestra acción libertaria ante asambleas delegacionales presididas por CONSEJOS DE ANCIANOS, posiblemente en el atrio mismo de nuestras iglesias abiertas a un diálogo cívico de altura, sin partidos… Que las elecciones nos den pie para abrirnos otras puertas a la democracia.

Lo que antecede son algunas ideas que contemplamos aquí desde la “sede” del Instituto Simone Weil, a.c., en Valle de Bravo, “pueblo mágico” de estas tierras mexicanas, y otomíes, y mazahuas, y huicholes, y yaquis, y tzotziles y mayas y chontales y chichimecas… y todas las más de sesenta lenguas que aún sobreviven al genocidio sistemático de los pueblos americanos desde aquello que dio en llamarse el “descubrimiento de América”. Para que al fin nos descubramos a nosotros mismos y nos realicemos en la totalidad de nuestro ser primigenio, amoroso, “natural”… como ese Dios que nos espera, calladamente, tras la puerta.

(Dra.) Sylvia Ma. de Js., Valls

Los Ailes en El Fresno

Valle de Bravo, Mx., 51200

Tel. 01-52-726- 2514018 www.mama-doc.com www.institutosimoneweil.net

Posdata, 24 de febrero, 2015

Veo hoy, al día siguiente de enviada esta carta, que se me quedó fuera una cita realmente crucial para ir al fondo de nuestro predicamento. Y es que, como bien expresara Simone Weil, “el Estado en su intento por controlar más allá de donde puede imponerse” acaba por destruirlo todo. La pretensión de controlar nuestras adicciones por medio de la prohibición es tan absurda y contraproducente como ha sido la práctica de la Iglesia de “criminalizar el pecado”, como observara Iván Illich cuya lucidez le causó tener que someterse a un juicio por “brujería”… Una vez exonerado, renunciaría a su sacerdocio pero jamás a su inteligencia y honestidad: a su ferviente busca de la verdad ante todas las cosas: hermano hasta el tuétano de la Virgen Roja. 

También observo que puede no haber quedado claro que por la presente invito no sólo a la consideración de los principales puntos expuestos sino a un encuentro, ya sea virtual o en persona, con el Papa Francisco: para que podamos considerar juntos un futuro liberado de las mañas genocidas de los estados nacionales y, además, tener en cuenta la necesidad imperiosa de liberar a los seres humanos de una banca usurera junto a leyes que nos criminalizan por acciones carentes de valor jurídico legítimo: los actos sin daño a terceros jamás deben ser objeto de criminalización. La práctica crea tantas oportunidades de ganancia ilegítima como víctimas de leyes bochornosas e insustentables. Confío que acabar de una vez por todas con la usura –que no sólo deberá seguir siendo considerada un pecado mortal, sino un verdadero crimen que victimiza al 99% de la humanidad— acabaría con prácticamente todos los crímenes con víctima reales, fuera de ciertos crímenes de pasión que, seguramente también, se irán apagando en el contexto de una cultura totalmente ajena a ésta en la que vivimos, generada principalmente por el factor interés bancario-deuda. Los intereses bancarios vienen siendo algo así como la piedra de fundación de la hecatombe total.

Ustedes dirán cuándo mejor podríamos tener una reunión en Valle de Bravo y qué se les ocurre para ir preparando un encuentro fructífero con Francisco en relación a los grandes cambios que nos incumben a todos llevar a cabo juntos.

En Paz y Amor,

Sylvia Ma. de Js. Valls

Desde la pequeña biblioteca de los amigos de Simone Weil en México, Los Ailes en El Fresno, Valle de Bravo.

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

Naufragio predecible de la Constituyente Ciudadana convocada por el obispo Vera. VER EN EL BLOG EN ESP. POR FAVOR...


Last Updated on Friday, 30 September 2016 21:12