LA MAGA: CUADERNOS NOTEBOOKS

AWAKEN TO THE DREAM - DESPIERTA A TUS SUEÑOS

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

RE LA MARIGUANA Y TODA LA FREGADA: "RECTORÍAS" DEL ESTADO QUE DEBEN DESAPARECER

E-mail Print PDF

El nuevo rector de la UNAM --y no es el primero-- sale de las filas de la disciplina más depravada de nuestra civilización: la medicina. El adjetivo lo escojo en función de la doble traición de un campo de trabajo que se supone exista para atender a los males del cuerpo y del alma  humanos en general y que usa de su poder sobre nosotros para atropellarnos sicológica, física y financieramente, en términos generales y en todo lo que nosotros nos dejemos.


Por supuesto que le preguntaron sobre la mariguana, fue sobre lo único que le preguntaron para el noticiario de la t.v. del ITAM , y todo lo que ha dicho no sólo resultó contradictorio en sí sino mal informado, mentiroso, de ninguna forma esclarecedor.  Contradicciones legítimas existen, como bien apunta nuestra estimadísima y brillante “Virgen Roja”, pero las que él ha cometido son las contradicciones ilegítimas que ella define como aquellas que se las arreglan para “tratar cosas distintas como si fueran iguales y cosas iguales como si fueran distintas”.  Que es lo que se las arregla para hacer el Dr. Manuel Mondragón y Kalb cada vez que se expresa en contra de las “adicciones” –palabrita orwelliana si alguna vez hubo una en nuestros días.

 

 

Defendió, el nuevo rector lacayo de la tiranía médica a la que pertenece, a esa portentosa industria farmacéutica que se las arregla, si los dejas, para conseguir la patente de tus propios genes y de los genes de todo lo que comemos y hasta de lo que defecamos, si los dejamos (aparte de colaborar con el trasiego de órganos robados a quienes no les ha quedado más remedio que dejarse).  Le preocupa, dice el “buen Doctor”,  que la “legalización” perjudicaría a los estudiantes porque disminuye, dice, las capacidades  cognitivas y de “atención”.  Como si la legalización o despenalización, que es el término que prefiero usar,  fuera a detonar o a aumentar “de forma peligrosa” un uso que --si conozco en algo el ambiente universitario, como el artístico y artesanal y doméstico y profesional de varios centenares de amigos a través de varios países— jamás ha faltado entre la gente más instruida y consciente de sus cuerpos, incluyéndome a mí.


Jamás, tampoco, les he oído decir ni a un Herr Doctor ni al otro nada cierto sobre la yerba de María, el cáñamo --que ha sido, según el etno-botánico Richard Evans-Shultes (en su bien conocida obra sobre Las plantas sagradas),  la primera planta que aquella atención de la cual fueran capaces los hombres de la edad de piedra (del neolítico), lograra domesticar, dándole usos tanto sicotrópicos  como artesanales, según el tipo de cultivo practicado. Estos completos y totales farsantes sin vergüenza son tan ignorantes como deshonestos. La ignorancia tiene cura pero no cuando viene combinada con la deshonestidad, es decir, con las mentiras más deliberadas ya que consisten en afirmar contradicciones ilegítimas.  Éstas son, dice Simone Weil,  las  que tratan “cosas distintas como si fueran iguales y cosas iguales como si fueran distintas”.  Mienten con una astucia y un descaro singulares. A la pregunta de la siempre dócil y sonriente Adriana Pérez Cañedo sobre cómo puede permitirse el uso del alcohol y del cigarrillo tan dañinos mientras que se prohíbe la marihuana, igualmente conocida por sus benéficos usos médicos, el Herr Doktór, tan adicto al combate de las adicciones, rechazó sin razón alguna que se hagan semejantes  comparaciones y que cada sustancia requiere de un tratamiento independiente.  Y ella, la Cañedo, siempre tan sonriente y convenientemente dócil, ¡qué haría sino sonreír y consentir!  Pero ahí está la cosa…


Entre tanto, se mantiene a la útil yerba disfrazada como algo que no es y desacreditada como lo que aparentan que es por medio de un falso léxico orwelliano y rapaz: siendo ella simple y llanamente, de los mejores y más baratos analgésicos con los que cuenta la humanidad desde hace milenios. PURA PROPAGANDA en su contra de parte de LOS MISMOS CAPOS ENTRE LOS QUE SE ENCUENTRAN TODOS Y CADA UNO DE QUIENES SE OPONEN A LA LIBERALIZACIÓN.   ¿Por qué será que no se les ocurre comparar el “daño” de la mariguana (que abre el apetito) con el daño que hace EL HAMBRE, que muy bien que podría ser prohibida, ésta, como asunto de estado y curada por los medios que le son propios:  una buena alimentación garantizada para toda la población.

De hecho, la falta de poderes “cognitivos y de atención” las más de las veces resultan del hambre que padece un buen número de muchachos de edad escolar y tantísimos “ninis”, que ¡si no fuera por la prohibición, no tendrían nada que comer!  Y es que si algo facilitó el Presidente Calderón durante su BOCHORNOSA GESTIÓN fue justamente que muchos “ninis” pudieran mantenerse empleados gracias a la distribución de una mercancía cuyo costo se iría al piso de un trancazo si no fuera por esas malditas leyes dictadas por los mismos capos en sus esfuerzos desesperados (y desesperantes) por mantener su extravagante manutención.

No se les ha ocurrido clarificar algo de lo que cualquiera que lo haya intentado se habrá dado cuenta:  y es que para lo que sí resulta ser un impedimento es para la aritmética… Pero, afortunadamente, dicho impedimento sólo te dura lo que el “high”… regresando a tu estado normal, podrás hacer tus cálculos, una vez más, sin la ayuda de una calculadora. Mucho menos peligroso, digo, y con menos consecuencia para terceros,  que andar conduciendo bajo los efectos del alcohol.

 

Last Updated on Tuesday, 17 November 2015 17:06