LA MAGA: CUADERNOS NOTEBOOKS

AWAKEN TO THE DREAM - DESPIERTA A TUS SUEÑOS

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

VIAJE A LA HABANA 1986

E-mail Print PDF

 

Viaje a la Habana

(pp. 44 y siguientes del manuscrito original, en calidad de muestra).

FIDEL y FIDELA

"Los sueños no son disparates;

es la realidad la que no da pie con bola."

Fidela, ”Torquemada en la hoguera´´

(Benito Pérez-Galdós)

[Es el 26 de julio de 1986, día siguiente de la llegada de María a La Habana después de veintiséis años de ausencia. En esta secuencia, La Maga --doble o ”doppeldänger´´ de María se paseará por el balcón del departamento de la Doctora y del Arquitecto, en el Vedado, permitiéndonos entrever, como a través de toda la obra, algunas de las reacciones más íntimas de María. Ésta, Paz, Teresa, Natacha, y sus dos anfitriones se encuentran ante el televisor aguardando la tradicional aparición del "milos gloriosus". En pantalla o en teatro, se podrían intercalar fragmentos del discurso en archivo. Las expresiones faciales de la Maga paseándose por el balcón quedan así al descubierto mientras su máscara de "marciana" descansa sobre el barandal del balcón, como radio capaz de emitir pensamientos no exteriorizados por la visitante a la Isla. La visión del "ojo interior" de María, en una filmación, podría proyectarse a partir del visor metálico y oscuro de dicha máscara, que le cubre toda la cabeza. En teatro, similar recurso: la máscara de "la marciana" es una gran pantalla sobre la que van pasando las imágenes que invaden sucesivamente la cabeza de María/Maga. Detrás, el océano insólito. [ {. . .} indica exclusiones de texto del manuscrito existente; de forma similar, se hacen apartes para facilitar comprensión del fragmento. Todo lo que la doble de María dice se oye como voz extra-mundana, o extra-terrestre.]

MAGA: Ah, que no quiere acabar de hacer su entrada el gran Señor, tremendísimo artistazo, de los más temibles magos del nuevo y viejo mundo. Presenciemos la arrebolada contemplación con la que sin duda cada uno de nuestros rostros se verá inundado tan pronto se digne asomar la jeta el portentoso personaje, pendientes todos del carismático poder que ejercen sus familiares gestos siempre iguales a sí mismos, primer orador del gran circo de oradores del

siglo...del inmenso circo romano de las Naciones Reunidas Para la Discordia y el Genocidio y la Mutua Intimidación. Ah, pero si el que acaba de aparecer, el gran condecorado de hoy, resulta ser nada menos que el primo de Elenita; ahí tengo su teléfono. De veras que ya lleva como veinticinco años de director de Mazorra [el manicomio]. Hénosle ahí de estrella en Sancti-Spiritus, junto a las demás personalidades que pretendías ver, María (sin contar al portentoso "monumento histórico viviente" cuya presencia brilla por su ausencia...). Y miren a Carlos Rafael; cómo ha durado. Si recibió mis cartas nunca lo supe. Qué pensará de mis diatribas ecologistas, mariales y hasta santeras... Que estoy loca. (Pero eso es lo que decía el general de Gaulle de la intrépida e indomable Simona...A mi no me cabe duda alguna, de los dos, quién disponía de mayor lucidez.) {. . .} La locura anda por todos lados sólo que al manicomio llegan los que, quizá á gracias a una muy aguda sensibilidad, acaban por "estilizar" su comportamiento con tal de mantenerse vivos ante ese gran pavor ontológico que les impide lo mismo vivir que morir en paz. Igual que el ratón incapaz de decidir en qué dirección correr para llegar primero al queso, o para no ir a caer en la trampa. Se agota entre una y otra sin jamás llegar a ninguna, del puro miedo de equivocarse y al fin, como dijo Villon en su queja se muere “de sed al borde de la fuente" ("je meurs de soif au près de la fontaine..."). Sólo que, bien visto, así andamos prácticamente todos en relación a lo espiritual: muriéndonos de sed al lado de la inagotable fuente... [Se avizora así. A partir del fondo marino sirviéndole de marco a la máscara-pantalla, un jardín interior que reconocemos como el interior de una Abadía del siglo XII del sur de Francia (podría ser Sénenque); la vista pasará del rosal a las columnas romanescas, a la oscuridad del interior de los pasillos que rodean la fuente

de agua cristalina: la cámara habrá de efectuar una meditación profunda del agua de forma tal que, por un instante, gracias al silencio que los cantos gregorianos harán resonar, el espectador podrá pasar de la cotidianidad del tiempo sucesivo a la inmanencia de lo atemporal. Los elementos son el silencio, la fluidez de la

luz en el agua, su canto, la voz que asciende y que desciende en las frases del latín, un pájaro apuntando el transcurrir del tiempo ya fuera del tiempo. A esta visión interna sucede una explicación "doctoral" por parte de la Maga.]

´´La esquizofrenia es una simple exageración de la división afectiva que ocurre cuando los sentimientos de fidelidad hacia el Gran Padre o la Gran Madre Todopoderosos hacen crisis y sabemos que, para sobrevivir, tenemos que defendernos de ellos aun a costa de incurrir un acto de exterminación por parte del Más-que-todos Poderoso -y- ante- todo-Fiel-a-sí. Es lo que Gregory Bateson llamaría una situación de ”double bind'' o de "doble-friega" (en mexicano): Pa donde quiera que jales te jodiste; estás entre la espada y la pared --en términos de ajedrez, pillado en jaque-mate...Si el Chango grande (Mono en cubano) es el Estado Divinizado en la persona del Rey o del Papa o de la Reina Madre, que suele ser una hembra bien bragada --sin hablar del ubicuo ´´milos gloriosus´´, Comandante en Jefe, caudillo de la montaña o del desierto, para todos los gustos y necesidades hay-- arriesgamos acabar o en el manicomio o en el calabozo. Pero si el Chango Mayor resulta ser nada menos que una no-tan-sufrida madre (de esas que nos quieren, pero con tal de que nos parta un rayo...) el sujeto más pronto acabará en el manicomio que en la cárcel; de cualquier forma irá á a dar a uno de esos dos lugares de expiación, si no es que ya están ambos tan repletos que acaben por dejarnos hablar con nuestros fantasmas en casi cualquier esquina, siempre y cuando lo hagamos en voz baja, claro, y no armemos el gran aquelarre o salgamos corriendo completamente ”

“amok''...es decir, totalmente des-bo-ca-dos, mentalmente des-o-lla-dos.´´

[Pasamos del aula donde La Maga disertaba en atuendo escolástico, mostrando diapositivas de esquizofrénicos y maníaco depresivos, a la pantalla del televisor de la sala de la Doctora. Se aprecia la figura de una "pionera" treceañera desgañitándose con la proclamación a viva voz de su fidelidad más apasionada a Cuba, a la Revolución, a sus líderes; al terminar lo cual, aparecerá la solemne y ampulosa figura por todos esperada... Entonces la jovencita, ramillete de flores en mano, se acercará al "monumento histórico viviente" quien la recibirá en sus brazos con un movimiento que pone de manifiesto, sobre todo, un avanzado estado de rigidez corporal: mero retrato físico de la esclerosis espiritual, mental, intelectual que lo agobia a él y, con él, a su sufrido pueblo.]

LA MAGA en su aparte: ´´Ah, pero mírenlo, ya apareció, cabeza, hombros, torso fornido y bien comido, piernas hasta la rodilla --no se le ven los pies. Pero qué poco dramático ha estado este asunto, totalmente desprovisto de “momentum'' su presentación, como si el de la cámara a propósito le hubiera negado su colaboración en eso de ir mostrando a la tan cotizada ”vedette'' poco a poco, en todo su esplendor, escatimándole cualquier cosa que pudiera otorgarle cierto "poder" (“aché!”) a su entrada. Distó mucho de lograr lo que se llama "una entrada Real", de Rey, ni memorable siquiera...No apareció con su perfil romano entre la muchedumbre y después de frente y en lo alto, o de espaldas y en lo alto, con todo su pueblo alrededor, la gran marea humana presta a moverse como una sola gran bestia hipnotizada por el extraordinario magnetismo del nuevo Moisés: Moisés caribeño quien un día de enero hace ya un cuarto de siglo brilló bajo todas las luces y con su varita mágica personal logró ofrecerle al mundo entero el más sublime ejemplo de disciplina espontánea enardecida por el amor, la admiración, la esperanza y el respeto. [El "ojo interior" instalado en la máscara mostrará, simultáneamente, el momento (archivado en blanco y negro) en que la muchedumbre plasmada a los pies del "Caballo", allá abajo frente al Palacio Presidencial, después de las palomas y del "Voy bien, Camilo? --Vas bien, Fidel", a la sola orden del aguerrido Comandante-en-Jefe de las Fuerzas Rebeldes (frente y temple martianos, cuello de Minotauro, y honda de David) se bifurca --la marea humana se parte en dos como las aguas del Mar Rojo para dejar pasar al joven Patriarca en la cúspide de su gloria, justo en el momento cuando sabe que puede caminar entre ella sin más protección que el amor que ha prendido en cada uno de los millones de corazones palpitando a sus pies.]

A sus pies también rendidos los que nos quedamos en casa frente al televisor, fascinados por aquel espectáculo sin precedentes que captaban las cámaras consagrantes de “his-to-ria”. Amo y Señor de nuestros corazones aquel día sin igual de verdaderos Reyes Magos (”creíamos, oh, y cómo creíamos...¡cómo no íbamos a Creer!).

(Pero no todos creyeron; algunos supieron ver... siempre

algunos suelen “ver”, igual que estás tú viendo ahora, María.)

Rey de reyes “et primo inter pares”, primero entre "iguales": Pero ¿y sus demás pares qué? ¿Camilo? ¿El Ché? Sólo el tercero, siendo negro, no le hacía mella... Si hubiera sido Mella... [ Julio Antonio Mella, fundador del primer Partido Comunista Cubano, cuya gestión histórica quedaría "borrada", como quien dice, para que la paternidad del nuevo Partido, piedra de fundación de la nueva sociedad socialista, pudiera serle atribuida al “one and only" padre de todos nosotros y fundador, como quien dice, de la nueva patria --y a más nadie más...]

[El “si hubiera sido Mella” va acompañado del gesto de la Maga desde el balcón, simulando que le cortan la cabeza, ojos desorbitados en lo que "estira la pata": "Si sigues así es lo que te va a pasar..." se oye advertirse en voz extra-mundana).]

LA DRA. PSICOLOGA [desconsolada]: Fíjate que no tomaron su entrada de la forma que suelen hacerlo...cómo va llegando, desde lejos, así, no sé...de otra forma; me siento bastante defraudada, la verdad.

MARIA: Yo sé a qué te refieres...Yo también esperaba verlo llegar de otra forma. Como aquella vez cuando llegó a Palacio, bajando de la Sierra...

LA DOCTORA [vivamente emocionada]: Así!... Así mijmitico! ¡Cómo supiste! [voltea a mirar a María con los ojos colmados de alegría y de curiosidad, hasta con agradecimiento]

MARIA [tomando impulso]: ...como Moisés ante las aguas del Mar Rojo logrando el milagro inaudito de poder mover las masas a su antojo, como si hubiese tomado un cuchillo y hubiera partido un pastel en dos...

MAGA: Sí, tú lo has dicho María. Así de fácil...Fue como tomar un cuchillo y partir a un pueblo en dos...entre ellos mismos y al interior de cada cual...¡la esquizofrenia!

MARIA [estimulada por el fervor en los rostros de sus anfitriones] ...la gente, tan indómita, tan desorganizada, de pronto unida y disciplinada, bajo el mando de un líder sin igual...Qué carisma, ché...Aunque ni más ni menos que el del

mismo Ché. Quizá si acaso un poco más consentido, por ser del patio...Pero cómo hemos querido al Ché, también...Yo lo veo, no sé, como a un lucero que atravesó, fugaz, la gran noche del siglo...

LA DOCTORA Y EL ARQUITECTO AL UNISONO: Así mijmitico.

lo has dicho: como un fugaz lucero en la noche de nuestro siglo!

MAGA: ¡Qué ingenuidad la de la gente, la verdad...! Y tú, dándoles

por su lado...Mejor háblales de Simona, chica, para que se

enteren de lo que es la verdadera claridad en medio de la más

apabullante oscuridad...Pero algo tuvieron que tener en común

esos dos, a parte de morir tan jóvenes, incluso cuando la

"pureza" de aquél no pasara de una profunda aspiración, que ya de

por sí es algo. En cambio... [imitando el arabesco de los brazos del

"Patriarca" en el gesto de rascarse la nariz disimuladamente mientras se dispone a comenzar a hacer lo que mejor sabe]: ¿¡Tú?!?

FINAL DEL ´´fragmento del Viaje a La Habana´´, parte del segundo día de la narración. Las noches se componen de secuencias oníricas que entretejen distintas viñetas sobre el pasado floridano de María, incluyendo el viaje de Doña Ursula de Avero y sus tres hemanas desde San Agustín de la Florida hacia La Habana en 1763 cuando el Tratado de París le devolviera a la Corona española la ´´Perla de las Antillas´´ a cambio de San Agustín. Un contrapunteo al viaje de la Maga María dentro del marco provisto por los siete días de su visita después de 26 años de ausencia. Otra María (Fenwick, después Evans, después Peavett, después Evans Hudson, pero apodada ´´María la buena´´) ha sido documentada por Eugenia Price. En las secuencias sobre la saga migratoria Cuba-Florida, estos dos personajes históricos cruzan sus caminos en direcciones encontradas.

Last Updated on Thursday, 29 December 2011 21:42